Ultrasonoterapia en fisioterapia
08/12/2019 13:32:20

Bursitis subdeltoidea

Uno de los tratamientos con mejores resultados terapéuticos con ultrasonoterapia es el aplicado sobre el deltoides buscando la liberación de las adherencias entre este, la bursa y el húmero.

En muchos procesos que cursan con inflamación de la zona (bien por causas degenerativas y por traumáticas) terminan en una fase proliferativa de colágeno que invade y atrapa la zona de manera que, incluso limita la movilidad del hombro.

Es característica la forma anatómica alterada, la palpación fibrosada con empastamiento y dolor a la deformación, así como la impotencia funcional que esto provoca en cuanto a la fuerza muscular, movilidad y la función de la zona.

Ante dicho empastamiento característico, la aplicación de terapia ultrasónica es muy eficaz siempre que se dosifique correctamente.

Para ello se propone el siguiente protocolo:

Primero.- Se palpará la zona y se deformará para valorar el estado y decidir la dosis que debe aplicarse; estará entre 50 y 70 J/cm2. Va a depender de la agudeza o cronicidad del proceso, de manera que cuanto más crónico mayor dosis. Valor que se anotará en la fórmula de dosificación.

Segundo.- La palpación también servirá para decidir la zona que será afectada por la aplicación de ultrasonidos y por la que se deslizará el cabezal continuamente durante toda la sesión de forma homogénea. Es importante que la zona tratada no supere los 100 cm2.

La zona decidida se delimitará con bandas de esparadrapo de papel formando un rectángulo o un trapezoide que se medirá su largo y ancho para calcular la superficie en cm2. Dato que anotará en la fórmula de dosificación.

Tercero.- Se decidirá aplicar US continuo para conseguir el máximo efecto posible. Se ajustará a 1 Mhz para alcanzar profundidad. Se elegirá un cabezal típico de unos 5 cm2 de ERA. Estos parámetros se incluirán en la fórmula de dosificación.

Cuarto.- Se ajustará la potencia en valores tales que lleguen a conseguir efecto térmico perceptible por el paciente y adaptado a la superficie calculada y delimitada por el esparadrapo. Como valores orientativos se sugieren los de la siguiente tabla:

Superficie Potencia ajustada
Cabezal fijo (5 cm2) 0.5 W/cm2
30 cm2 1 W/cm2
60 cm2 1.5 W/cm2
90 cm2 2 W/cm2
Más de 100 cm2 no deben ser tratados. Los valores de potencia se refieren a US continuo.

El valor decidido se introducirá en la fórmula de dosificación.

Quinto.- ¿Cuánto tiempos de sesión? se pone a calcular la fórmula y esta indicará el tiempo que se ajustará en el equipo de ultrasonoterapia.

Es importante agregar más tiempo para compensar ciertas imprecisiones y fallos que surgirán a la hora de aplicar la sesión (pérdidas momentáneas de contacto, momentos en que se usa el cabezal para reconcentrar el gel, salidas esporádicas de la zona delimitada, etc) aumentándolo aproximadamente en un 10%; circunstancia que la fórmula contempla.

formula dosis us
Dosificación de ultrasonoterapia

J/cm2

Sp. en cm2





=

|  W/cm2
|
|  W/cm2
F.iver.Pul

ERA

F.Pul.


Valor de potencia a compensar, en caso de usar pulsado,
para mantener el mismo tiempo de sesión.


J. Totales






=
=
seg





W eficaz



segundos
x
% / 60
=
minutos
x






 minutos
Cliquear en el signo [=] para ver resultados

Elemento para presentarlo bien en pantallas de más de 500 píxseles de ancho

Sexto.- Todos esos valores que se introdujeron en la fórmula más el tiempo calculado, se ajustan en el equipo y se prepara este para iniciar la sesión.

Séptimo.- Se vierte gel sobre la zona delimitada, se sitúa el cabezal con presión suficiente como para que se "entierre" un poco en el tejido blando, de manera que no se deslice superficialmente pero que tampoco se haga tanta presión que el deslizamiento del cabezal resulte doloroso. Se inicia un desplazamiento que cubra toda la zona delimitada de forma homogénea (evitando hacer círculos u ochos) pero desplazamientos en sentido de ancho y de largo, alternándolas hasta el final de la sesión. Siempre se procurará la perpendicularidad del cabezal con respecto a la forma anatómica, entre otras cosas, para evitar el efecto de reflexión excesiva del has ultrasónico.

Es importante concentrarse en el movimiento (tranquilo, uniforme y relativamente lento), dentro los límites acotados, en el reparto homogéneo del cabezal y en el posible efecto de masaje profundo que produce el movimiento del cabezal.

Octavo.- El objetivo durante la sesión es conseguir que el paciente note calor después de (más o menos un minuto), calor bien perceptible, pero pendiente del posible dolor con sensación de pinchazo. Si apareciera dolor por pinchazo, se evitará el detener el cabezal, o se aumenta la velocidad, o como último recurso, se disminuye la potencia ajustada (no la dosis ni el tiempo).

Noveno.- Cumplir el tiempo completo que se ajustó en el equipo y que fue calculado por la fórmula de dosificación. Una vez limpiado el gel y despejada la zonas tratada, se recomienda explorar de nuevo a fin de comparar posibles cambios en la textura tisular.

Décimo.- Esperar al día siguiente para valorar la respuesta del organismo y tal vez replantearse si la dosis fue adecuada, insuficiente o excesiva.

Si el paciente no manifiesta cambios ni reacciones de un ligero aumento de inflación local y liberación del empastamiento del día anterior, es que la dosis decidida ha sido baja; pero si el paciente manifiesta los signos antes indicados, la dosis es correcta.

Si el paciente manifiesta importante reacción inflamatoria y aumento de dolor a la función del hombro, la dosis decidida fue excesiva y se procederá a disminuirla dejando pasar un día sin aplicación de US.

Eficacia del tratamiento

Si la dosis es correcta, la evolución del paciente será claramente apreciable en pocas sesiones (entre 5 y 7) y la liberación por atrapamiento del deltoides, su bursa y el hueso serán notables.

Precauciones y contraindicaciones

En procesos de fractura ósea que implique la zona tratada, si la fractura es muy reciente y el callo está en proceso de consolidación, debe esperarse a que el callo sea manifiesto.

Así mismo, si bajo la zona de tratamiento existieran elementos metálicos de osteosíntesis, deben evitarse los US por el riesgo de osteolisis en las zonas de contacto entre metal y hueso (por ejemplo en los tornillos y agujas).

¿Cuál fue el tiempo de sesión?

El que corresponda en cada caso, ya que cada parámetro introducido en la fórmula influirá aumentándolo o disminuyéndolo. Por ello el tiempo de sesión se ajustará en último lugar y de acuerdo al cálculo.

Publicado el 18/2/2019


Aviso sobre cookies

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.
 

Document

Nota al público general

Las técnicas de electroterapia no consisten en aplicarse un aparato “que alivia o elimina los dolores” y aplicárselo sin más. O usar un potenciador muscular que publicita “menganito de tal” y . . . ¡a ponerse fuertes!. Estas técnicas requieren de una base de conocimientos que el profesional conoce para ajustar los parámetros, situar los electrodos, dosificar correctamente e indicar la metodología de tratamiento.

08/12/2019 13:32:20

Autor de la web

José Mª Rodríguez Martín

Esta web es adaptable a diferentes dispositivos y pantallas

Logo responsive

WEBs del autor


www.electroterapia.com
www.iontoforesis.com
www.ultrasonoterapia.com
www.ultrasoundterapy.com

Canal en YouTube del autor

Logo de electroterapia en fisioterapia