Logo US
Logo responsive

Ultrasonoterapia en fisioterapia

Indroducción a la dosificación

Introducción

Aquellas técnicas en las que, al aplicarlas no vemos la respuesta instantánea, no tenemos un feed - back, no podemos apreciar una respuesta inmediata a nuestra actuación; son técnicas que normalmente están rodeadas de multitud de imprecisiones en su dosificación.


Si hacemos un tratamiento de estimulación eléctrica para respuestas motoras musculares, elevamos la intensidad hasta el punto en el que palpamos la respuesta muscular deseada y no es necesario fijarse en la intensidad aplicada porque, en ese instante, hemos alcanzado el objetivo propuesto. Este feed - back no lo poseemos en muchas técnicas.

En ultrasonidos tenemos el límite de la molestia del paciente o todo un amplio margen por debajo en que no sabemos muy bien que pasa hasta que han transcurrido varias horas para observar la respuesta orgánica.

Es fundamental replantearse toda la metodología de tratamiento con la terapia ultrasónica.

El sistema actual que se emplea (o que muchos emplean) para dosificar los ultrasonidos sobre los pacientes es erróneo.

Normalmente se piensa equivocadamente que la dosis se expresa en W/cm2. Es necesario eliminar este equívoco.

Pero antes de pensar en la técnica o en la metodología, tenemos que considerar el estado del paciente:

Ante todo, previamente es imprescindible una exploración que nos indicque el estado y que nos guíe hacia una estrategia y objetivos a conseguir.

Exploración manual

Siempre realizaremos una exploración manual para concretar la modalidad de tratamiento y sus parámetros.

No podremos aplicar esta técnica con imprecisiones. No solamente esto, sino que, en tanto en cuanto no se depure un sistema de dosificación, la técnica debiera estar en cuarentena.

Parámetros a considerar para la dosificación:

Parámetros
Características
Modo de Aplicación
Continuo y pulsado.
Frecuencia -- Continuo 1 y/o 3 Mhz y otras. -- Pulsado 50 y/o 100 Hz y otras.
Penetración -- 1 Mhz mayor penetración.
--
3 Mhz menor penetración.
La potencia influye en la profundidad alcanzada. Con 3 Mhz la potencia deberá ser menor
Dosis o densidad de energía En J/cm2 ¡¡¡ parámetro sobre el que pivotan todos los demás !!!
Intensidad Belios y decibelios. No procede su uso en fisioterapia.  Se reserva para ecografía y para ondas sonoras.
Potencia ajustada En  W/cm2 del cabezal. En vatios totales (Wt) del cabezal. Potencia eficaz (Wef). Potencia de pico (Wp).
Potencia total del cabezal Resultado de la potencia dependiendo: del factor ciclo (duty cicle) en el pulsado, del tamaño del cabezal y de la potencia ajustada en W/cm2.
Superficie eficaz del cabezal (ARE o ERA) Área Real de Emisión en cm2 del cabezal.
Superficie tratada En cm2 de la piel.
Potencia de pico o de pulso (Wp) Son los valores que normalmente indica la máquina. Este parámetro es el que alcanza el pulso y no coincide con el de potencia eficaz
Potencia eficaz (Wef) Es el resultado de multiplicar la potencia ajustada (W/cm2) por la ERA por % de duty
Tiempo de la sesión En segundos para los cálculos. Habitualmente en el equipo se ajusta en minutos.

Para dosificar, aplicaremos la fórmula que reza:

Fórmula de dosis para us

tiempo de la sesión es igual a la dosis por la superficie tratada, partido entre la potencia real o eficaz por todo el cabezal.

La potencia eficaz del cabezal depende del ajuste en W/cm2 por la superficie eficaz del cabezal y por la razón pulso - reposo (duty cicle) expresado en porcentaje (o cualquier otro método aritmético equivalente).

La dosis expresada en J/cm2 será el parámetro fundamental sobre el que pivotarán todos los demás. Un valor medio de referencia puede considerarse alrededor de 30 a 40 J/cm2.
La potencia que normalmente se ajusta, se expresa en W/cm2 del cabezal o Wt por todo el cabezal. Es el parámetro que puede llegar a producir molestia en el paciente durante la sesión (si es muy elevada) y uno de los que hacen que la sesión sea más o menos rápida y de mayor o menor penetración. No se puede tomar como dosis.

La potencia se eleva hasta conseguir en el paciente la percepción de calor pero no de dolor.

La superficie del paciente la mediremos y consideraremos obligatoriamente, dado que, a mayor superficie mayor dedicación en tiempo. A menor superficie menor tiempo. El mismo tiempo para diferentes superficies, provoca que los J/cm2 aplicados, resulten excesivos en superficies pequeñas y excasos en superficies grandes. La superficie tratada también influye en la potencia ajustada: a mayor superficie, mayor potencia; a menor superficie, menor potencia.

Dosificación de ultasonoterapia

J/cm2

Sp. en cm2





=

|  W/cm2
|
|  W/cm2
F.iver.Pul

ERA

F.Pul.


Valor de potencia a compensar, en caso de usar pulsado,
para mantener el mismo tiempo de sesión.


J. Totales






=
=
sg





W eficaz



segundos
x
% / 60
=
minutos
x






 minutos

Cliquear en el signo [=] para ver resultados

Potencia recomendada

Partiendo de una situación subaguda (sin hipersensibilidad de la zona) pueden recomendarse de forma muy general los valores en potencia de la siguiente tabla, siempre que se apliquen con cabezal de 5 cm2, US continuo y a 1 Mhz.

Superficie Potencia ajustada
Cabezal fijo (5 cm2) 0.5 W/cm2
30 cm2 1 W/cm2
60 cm2 1.5 W/cm2
90 cm2 2 W/cm2
Más de 100 cm2 no deben ser tratados

La superficie eficaz del cabezal (ARE o ERA) también la tomaremos en cuenta, pues un cabezal grande subministrará más energía que otro pequeño.

La selección entre continuo y pulsado es fundamental en cuanto a la dosis (sin entrar ahora en efectos biológicos). Al elegir pulsado, la potencia eficaz cae en un alto porcentaje. Por ello, la potencia eficaz debe calcularse de acuerdo a la ajustada multiplicada por la superficie eficaz y por el porcentaje en que ha quedado el pulsado (razón pulso - reposo). En continuo, lógicamente, esta circunstancia no se produce y no se toma en cuenta o se calcula multiplicando por 1.

El modo continuo emite mucha más potencia que el pulsado. Si deseamos evitar la caída en la potencia eficaz al seleccionar pulsado, tendremos que compensar el valor de la potencia ajustada al alza, más alto de lo habitual para continuo. Si ajustásemos 1 W/cm2 en continuo, al pasar a pulsado, podemos ajustar 2 W/cm2.

VER VIDEOS SOBRE ULTRASONOTERAPIA en VIDEOSELECTROTERAPIA de youtube 

Influencia de la agudeza o cronicidad del proceso.

En procesos agudos, la hipersensibilidad del paciente y el elevado trofismo, conducen a dosis y potencias bajas. Cuando la patología se cronifica, podemos elevar las dosis y las potencias en la misma proporción.

Los valores van a depender de la tolerancia del paciente en el momento de la sesión para la potencia y de los efectos conseguidos de un día para otro en la dosis.

-- Supongamos que tratamos un esquince de tobillo reciente, agudo, con derrame y fuertemente inflamado. La potencia será de 0,5 a 0,8 W/cm2 (en continuo) y una dosis de 10 a 15 J/cm2.

-- Ahora tratamos un esquince con varios meses de evolución, zona abultada por un abundante procesos cicatricial, poca inflamación, no derrame, poco dolor pero cierta incapacidad para la movilidad completa. Si pretendemos elastificar la zona fibrosa tendremos que elevar la potencia hasta 1,5 o 2 W/cm2 (continuo) y la dosis hasta 40 o 50 J/cm2.

Dado que las dosis no están debidamente precisadas, es necesario replanteárselas y fijarlas mediante investigaciones serias sin fallos de base.

Ver ARCHIVO PDF referente a un artículo publicado sobre dosificación en electroterapia

Otros factores que influyen en la dosificación 1Mhz o 3 Mhz

1 Mhz penetra más que 3 Mhz. Esto implica que con 1 Mhz, el volumen de tejido corporal que absorbe la energía ultrasónica es mayor que en 3 Mhz. Por ende, en las aplicaciones con 3 Mhz la potencia usada será menor que en 1 Mhz. ¿Cuánto menor? podríamos reducirla en 1/3 sobre la que habitualmente ajustemos con 1 Mhz. Los J/cm2 No tienen por qué ser diferentes en cada caso.

Efecto biológico

Supongamos una cicatriz fibrosada y cronificada: requiere de un fuerte efecto biológico con mucho acúmulo energético (J/cm2) y mucha potencia (W/cm2).

Supongamos ahora un proceso de derrame articular agudo con sangrado por un esguince de tobillo con evolución de 2 días: necesita poco aporte energético (en J/cm2) y poca rapidez en el subministro energético (W/cm2).

Si partimos de la experiencia empírica y de las recomendaciones más fiables, podemos decir que se inician las respuestas terapéuticas a partir de los 30 J/cm2, con potencias de 1.5 W/cm2 por cada 50 - 60 cm2 de superficie tratada, en continuo y con un cabezal de 5 cm2. El tiempo dependerá de los cálculos.

¿Es importante la potencia?

Si no se acumula la energía (se elimina antes de absorberse) el efecto terapéutico tiende a desaparecer o a hacerse la aplicación inútil. Así, el pulsado y con baja potencia, puede ser una pérdida de tiempo salvo que la aplicación sea a cabezal fijo, incluso tampoco, si el porcentaje del factor ciclo es muy bajo.

VER VIDEOS SOBRE ULTRASONOTERAPIA en VIDEOSELECTROTERAPIA de youtube (mediciones de ultrasonoterapia).

Si el aporte energético es muy lento (baja potencia) no hay estímulo biológico, por ello, aunque en teoría se apliquen los julios pretendidos (suponiendo un valor acertado) no se producirá el efecto terapéutico.

Para conseguir el efecto terapéutico tenemos que superar la capacidad de dispersión de la energía por los tejidos. Tenemos que trabajar en el margen que permita la absorción sin saturar al sistema biológico (con riesgo de quemadura). Resumiendo: la potencia debemos ajustarla hasta el punto en el que paciente manifiesta calor pero no pinchazo ni dolor.

Ejemplo de la vida cotidiana: Pretendemos regar una planta de cierto porte, con raíces a varios centímetros de profundidad con un sistema de goteo lento, en pleno verano y durante el día caluroso:

¿Alcanzará la humedad las raíces más profundas?......

Con mucho calor (gran capacidad de dispersión) y con poco agua (poca potencia) tal vez no se alcancen las raíces.

Ahora ponemos el riego a trabajar durante la noche:

¿Alcanzará la humedad las raíces más profundas?.....

Con menos calor (más capacidad de absorción o menos dispersión) es posible que si se alcancen las raíces profundas.

Es por esto que, ciertas propuestas de dosificación, fallan por este razonamiento.

Otras propuestas de dosificación

Algunas no merece la pena mencionarlas porque no contemplan circunstancias de la técnica como la superficie tratada, o usan siempre la misma potencia, o no distingen entre el modo pulsado y el continuo. etc.

Método empírico

La más experimentada empíricamente desde hace años sugiere.

Contempla todos los parámetros pero no tiene en cuenta el estado del paciente, aunque es fácil de intuirlo. Práctimente está pensada para aplicaciones dinámicas  Este enfoque y exposición del método está pensado para profesionales con bajo nivel técnico.

Método propuesto por Hoogland

Hoogland propone que las aplicaciones sean a cabezal fijo y que siempre duren 5 minutos.

No considera la energía depositada al final de la sesión y solamente se centra en la potencia.

para ajustar la potencia recomienda:

Esta propuesta no contempla la energía depositada, las potencias obtenidas por cálculos suelen ser muy escasas y el efecto acumulativo y terapéutico es excesivamente bajo. Si el efecto acumulativo de la energía no es suficiente, tal vez no se alcance la reacción biológica.

Esta operación aritmética implica una progresión lineal en cuanto a la respuesta a la saturación biológica, cuando en la práctica, la respuesta biológica es de progresión logarítmica.

Por otra parte, para ajustar ciertas potencias, hay que aplicar determinados parámetros de pulsado cuando los efectos buscados pueden estar en el continuo.

Las operaciones pa logar el parámetro de intensidad calculado resultan complejas. Habitualmente se obtienen de tablas precalculadas para un equipo, pero ¿cómo lo resolvemos ante otros equipos con diferente sistema de ajuste?.

No se considera la aplicación dinámica. Únicamente se propone la estática y para la aplicación estática hay que tiene en cuenta el BNR. Con cabezales con un BNR alto no puede realizarse.

Esta WEB no posee cookies, salvo los cookies técnicos procedentes de YouTube en las páginas que contengan vídeos. Para controlar los cookies basta con instalar la extensión FIREBUG en Mozilla Firefox a fin de mostrar los cookies de cada página.


xxxxxxxxxxxxxx